Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Si te cuento cómo es vivir sin gluten, te pondrás de mi parteSi te cuento cómo es vivir sin gluten, te pondrás de mi parte

Si te cuento cómo es vivir sin gluten, te pondrás de mi parte

¿Soy qué?, ¿no puedo comer qué?, ¿y eso cómo se cura?… Esas son algunas de las primeras preguntas que un celiaco se hace el día que al fin lo diagnostican. Y sí, digo al fin, porque a la mayoría de ellos les llega el diagnóstico después de varios años y de un largo peregrinar por muchas y variadas especialidades médicas. Los síntomas son muy inespecíficos (alteraciones gastrointestinales, falta de apetito, pérdida de peso, caída del cabello, uñas quebradizas, dolor abdominal…), y difieren de un paciente a otro. Por eso es difícil pensar en esta enfermedad en un primer momento.

Pero el día del diagnóstico parece que todo empieza a tener sentido y todas las preguntas empiezan a tener respuesta.

Eres celiaco. Y eso significa que no puedes comer gluten. Que no puedes ni podrás comer gluten: una proteína que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (y sus derivados). Se trata de una enfermedad crónica para la que no existe ningún medicamento. Solo se cura si no comes gluten. Y aquí es donde viene la parte más difícil. Cuando decimos nada, queremos decir nada. Lo primero que piensas es… ¡qué fácil! ¿Solo es eso? Pues perfecto, voy a comprar el pan, las galletas, la pasta, la harina y los cereales del desayuno….bien…sí…creo que ya lo tengo todo. Pero no es así. Realmente no te das cuenta de la dificultad que tiene seguir una dieta sin gluten hasta que no te enfrentas a la vida diaria. ¿Por qué estas pipas tienen gluten?, ¿Por qué esta mahonesa tiene gluten? ¿Por qué estas palomitas de maíz tienen gluten? Si yo pensaba que… Y entonces te das cuenta de que el gluten, muchas veces inexplicablemente, está presente en más del 80% de los alimentos.

Mientras estás en casa todo es muy sencillo pero, ¿y cuándo nos vamos de viaje?, ¿y cuándo vamos al colegio?, ¿y cuándo hacemos una excursión?, ¿y si salimos a cenar un sábado?, ¿y cuándo vamos a trabajar?

¿Es fácil encontrar comida sin gluten? Otra vez muchas preguntas…demasiadas preguntas…

Algo que todas las personas celiacas y sus familias aprenden muy rápido es que no solo es difícil encontrar productos sin gluten, sino que lo que realmente es complicado es que los alimentos no estén contaminados. Y aquí aparece un nuevo concepto. Las trazas. ¿Qué son las trazas de gluten? Las trazas son pequeñas, pequeñísimas cantidades de gluten, producto de la contaminación con otros alimentos que no se han manipulado correctamente.

Pero en este caso, poco es demasiado. Poco es suficiente para que la persona celiaca no pueda curarse.

Algo tan simple como:

  • Utilizar el mismo cuchillo para cortar el pan con gluten y el que no lo tiene
  • Probar con la misma cuchara dos comidas mientras cocinamos, cuando una de ellas tiene gluten y la otra no
  • Usar la misma tostadora que hemos utilizado para hacer tostadas con gluten
  • No utilizar aceite limpio para hacer las patatas fritas
  • Utilizar los mismos paños de cocina mientras se cocina comida con gluten y comida sin gluten

Una larga lista de otras muchas situaciones de la vida diaria pueden hacer que la persona celiaca no solo no se cure, sino que su enfermedad evolucione y se complique con otra serie de enfermedades asociadas (enfermedades reumatológicas, hepáticas, tiroideas, cáncer…).

Por lo tanto, no olvidemos la gran importancia de esa contaminación cruzada y de esa correcta manipulación de alimentos. Puesto que como ya hemos dicho, para las personas celiacas no comer gluten es su única medicina, es su único tratamiento, es la única forma de prevenir y de que puedan llevar una vida totalmente normal.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog