Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

¿Cuánto azúcar tomas al día? Seguro que más de lo recomendado…¿Cuánto azúcar tomas al día? Seguro que más de lo recomendado…

¿Cuánto azúcar tomas al día? Seguro que más de lo recomendado…

Dos de los objetivos que se ha propuesto la Organización Mundial de la Salud (OMS) son disminuir los índices de obesidad mundial (actualmente sobre el 11%), las enfermedades derivadas de la misma, y el deterioro dental. Por ello, ha publicado recientemente sus recomendaciones básicas sobre la cantidad máxima diaria de consumo de azúcar: no se debe superar el 5% de la ingesta calórica diaria total. Esta cifra supone reducir a la mitad el consumo de azúcar recomendado por la propia OMS en 2002. Actualmente, las cifras en nuestro país son de algo menos del 17% de las calorías ingeridas al día para la población adulta y cerca del 25 % en el caso de los niños.

El 5% de la ingesta calórica, que siempre se suele generalizar, supone aproximadamente 6 cucharaditas de azúcar al día, unos 25 gramos. Muchos lectores respirarán aliviados: ¡perfecto! ¡cumplo! Tomo tres cafés de media al día, con dos cucharaditas de azúcar cada una

No es tan sencillo…

Una lata de refresco normal tiene aproximadamente 10 cucharaditas de azúcar y una porción de kétchup 1 cucharadita, pero la lista de alimentos cuyos ingredientes incluyen este producto es interminable y va más allá de los obvios como la bollería o los postres: pan, cereales de desayuno infantiles o de adultos, otras salsas como la mayonesa o algunas mostazas, sopas, precocinados, lácteos, zumos. Incluso muchos productos etiquetados como light o bajos en grasas tienen cantidades de azúcar considerables que compensan de alguna manera la palatabilidad que se resta al quitar estas grasas.

El gusto por el sabor dulce es un gusto adquirido y educable. Eliminar de nuestra dieta todos los azúcares añadidos a los que estamos acostumbrados de golpe nos resultará cuanto menos desagradable, pero no es tan difícil si lo que nos proponemos es disminuir poco a poco el aporte de azúcar libre de nuestros alimentos y de los de nuestros hijos.

Estamos lejos de los tiempos de nuestras abuelas y bisabuelas, cuando se mojaba el chupete en azúcar para que los niños dejaran de llorar, o cuando se añadía azúcar al puré de verduras para que "se lo tomen mejor", y no se trata de quitarles los dulces, pero sí de cuidar su salud utilizando menos cantidad de azúcar o miel en su repostería o postres. Sustituir el sabor dulce del azúcar por el naturalmente presente en la fruta, sustituir las salsas industriales por las caseras, preparar zumos en el momento o adquirir aquellos que indiquen que no contienen azúcares añadidos, no añadir dos cucharadas de azúcar al yogur natural si el niño se lo come con una o incluso sin no insistir en que coman dulces si no les apetecen, no acostumbrarles a una bolsa de chuches los domingos.

Muchos días mi hija mayor llega a casa con algún dulce en la mochilita porque ha sido el cumple de un compañero del cole y las profesoras prudentemente nos dejan a los padres la opción de dárselo. El otro día, tenía una sorpresa por el cumpleaños de una de las niñas, casualmente la hija de la directora, el regalito eran unas pegatinitas de animales con las que se alegró más que con la bolsita típica de caramelos más o menos apropiados para su edad. Ella encantada, y yo más.

Como conclusión, ni podemos ni debemos evitar el 100% el azúcar añadido, pero sí moderarlo. La clave está en ir a la compra con las gafas de leer. Aquellos que no lo hayan hecho nunca, se pueden llevar alguna sorpresa. Debemos dedicar un poquito más de tiempo en la cocina a nuestra salud y a la de nuestros hijos.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Zigor
    13 julio 2015a las 8:52

    Muy buen artículo Michelle,
    Un problema suficientemente expliciado, incluso por los medios de comunicación, pero que nunca parece que nos hacemos del todo conscientes. Luego además las costumbres y hábitos que hemos ido adquiriendo hacen dificil no terminar "sobreexpuestos" al azúcar en sus distintas variantes…

    Prevenidos
    13 julio 2015a las 15:05

    Es cierto. Muchas gracias por tu aportacón, Zigor.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog