Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Algunos consejos para hacer una mudanza seguraAlgunos consejos para hacer una mudanza segura

Algunos consejos para hacer una mudanza segura

Todas las mudanzas primerizas tienen el mismo final: dolor de espalda. Ya sea por las prisas, por reducir el número de viajes entre la nueva y la vieja casa o por impresionar, que los hay, el género humano tiende a levantar más peso del que sería razonable. Y esto pasa factura en forma de dolores en la parte baja de la espalda. En este post no nos centraremos en la gestión de las cajas y los camiones, sino que recordaremos algunas técnicas probadas para hacer más segura tu mudanza.

El principio más importante en todo levantamiento amateur de peso es: flexionar las rodillas. Cuando levantamos una caja desde el suelo, tendemos a inclinar el tronco hasta alcanzar el objeto e izarlo desde allí, dejando todo el esfuerzo a nuestra espalda. Muy arriesgado y causa probable de unos inminentes dolores en la parte baja de la espalda (los famosos "me duelen los riñones". La mejor opción para levantar pesos importantes desde el suelo es flexionar las rodillas y, ya con la caja asegurada entre nuestras manos, iniciar el movimiento ascendente concentrando el esfuerzo en nuestras rodillas, que dejarán de estar flexionadas para recuperar su forma erguida.

Este movimiento seguro es aplicable para pesos importantes, aquellos que nos cuestan un poco pero que somos capaces de levantar sin recurrir al "tirón". El temible tirón es tan perjudicial como levantar los pesos inclinando la espalda, sólo que los daños no se hacen esperar tanto. Si elevar una caja o un mueble te supone un desafío, nunca intentes levantarlo con un movimiento explosivo. Pide ayuda.

Además de como tema de conversación donde todo el mundo tiene algo que aportar, las mudanzas también son una excusa para recuperar el contacto con tus amigos y familiares. En compañía son más rápidas, llevaderas y, sobre todo, seguras. Comparte el peso de tus muebles con tus amigos.

Como ya comentamos en otro post sobre buenas posturas en la oficinaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nuestros músculos y articulaciones funcionan mejor si respetamos los ángulos rectos. No es el caso de las muñecas, cuya mejor posición es como extensión recta del brazo, sin dobleces, pero sí ocurre con los brazos. Al levantar un peso, intenta mantener el codo doblado formando un ángulo de 90º con el antebrazo. Y si puedes hacer que el peso se distribuya a lo largo del antebrazo, que no se apoye únicamente en tus muñecas, mejor.

Sigue estos consejos en tu próxima mudanza y duerme tranquil@ sin pensar en los dolores del día siguiente.

Créditos de la imagen: Igor MojzesEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog