Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Conduciendo una ‘2Ruedas’, pero sin descarrilarConduciendo una ‘2Ruedas’, pero sin descarrilar

Conduciendo una ‘2Ruedas’, pero sin descarrilar

Las buenas condiciones climatológicas invitan a realizar viajes, rutas o salidas durante nuestro tiempo libre permitiéndonos disfrutar y desconectar de la tediosa rutina. Mientras tanto, seguiremos siendo presas en el atasco matinal diario para ir a trabajar, cuya jornada finalizará con el tapón vespertino de regreso a casa.

¿Cómo podríamos evitar las hileras kilométricas de vehículos? ¿Qué alternativas tenemos para ahorrar tiempo e invertir en salud durante cada trayecto? ¿Y si nos desplazásemos en una ‘2Ruedas’?

Su presencia en ámbitos urbanos, interurbanos o en carretera está aumentando considerablemente el parque de vehículos. Cada vez hay más trabajadores que apuestan por una, de menor o mayor cilindrada, para evitar problemas de circulación y aparcamiento. Este tipo de situaciones hace que la moto sea un vehículo eficaz, económico, ecológico y rápido.

Conducir una moto es sinónimo de libertad de movimientos, de agilidad de decisiones. Pero la libertad te hace más vulnerable a los riesgos y a los accidentes, costando la vida de personas o quedando éstas tatuadas para siempre (física y emocionalmente). Según los datos publicados por ANESDOR (Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas), en 2014 la siniestralidad fue un 11,5% menor que en 2013, y el índice de letalidad descendió un 14,2%.

No cabe duda que el riesgo de sufrir un accidente está condicionado por dos aspectos:

  • Menor estabilidad ante un imprevisto.
  • Falta de elementos de seguridad pasiva que minimice el daño.

Muchas son las campañas de sensibilización que nos trasladan mensajes directos y subliminales para que seamos conscientes de la importancia de medir las consecuencias de nuestras acciones. En 2014, la Dirección General de Tráfico presentó un vídeo informativo que recogía el experimento Te dejo mi motoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, una acción de conductor a conductor que sirvió para ponerse en el lugar del otro en la carretera.

Personalmente creo que, más allá de los que establezcan las normas de tráfico, es cuestión de aplicar el sentido común. Por ejemplo, respetando a todos los vehículos que se encuentren en la vía, o indicando las maniobras sin obstaculizar ni molestar a terceros.

A modo de recordatorio y actuando como si de Pepito Grillo se tratara, os dejo estos consejos:

Como motero

  • Es imprescindible ir bien equipado protegiendo la totalidad del cuerpo. El casco, la chaqueta y los guantes no son suficientes, también hay que cubrirse la espalda, las piernas y los pies. Según estudios recientes, el riego de fallecer en un accidente de moto es 17 veces superior al de un turismo.
  • El casco se pone en la cabeza, no en el codo a modo de canasto. No pongas en marcha la moto sin tenerlo bien abrochado. Si no lo llevas puesto, la posibilidad de sufrir una lesión cerebral se multiplica por tres.
  • Comprueba el estado de los neumáticos (presión y medida del dibujo).
  • Asume que eres invisible para el resto de vehículos y anticípate a sus maniobras. Busca una alternativa para situaciones de riesgo que sirvan de vía de escape.
  • Evita pasar entre vehículos porque, por pequeño que sea el contacto, perderás el control de la moto y acabarás en el suelo.
  • Los intermitentes, la luz de freno y la luz frontal te protegen porque advierten a terceros de tu próxima maniobra. Utiliza los espejos retrovisores antes de ponerte en movimiento.
  • Especial cuidado cuando la vía esté mojada o hubiera charcos, aceite, arena o tierra porque las ruedas patinan.
  • Considera como trampas peligrosas las biondas o barreras de seguridad metálicas, las rejillas de ventilación, los guardarraíles, los pasos de peatones, los bolardos e incluso la pintura de señalización horizontal.

Como conductor de otros vehículos

  • Es básico fijarse más, y en cuestión de motos, ¡atención máxima! Las ‘2ruedas’ existen. Mira dos veces antes de hacer una maniobra.
  • Preocúpate por una conducción segura. No eches balones fuera justificando que "van como locas".

Como copiloto

  • Protege tu cuerpo con una buena y completa equipación.
  • Actúa como si fueras un paquete para que no se note tu presencia. Pégate bien al piloto evitando el choque de los cascos y, mientras estés encima de la moto, no hagas movimientos bruscos.
  • Déjate llevar en las curvas. Acompaña al piloto en los movimientos.
  • Comunícate con el piloto mediante signos pactados.
  • Agárrate bien a los asideros. En caso de moto deportiva, rodea al piloto con los brazos y apoya las manos sobre el depósito.
  • Mantén los pies en los estribos en los semáforos.

Cuando vayas en grupo

  • Nada de ponerse en fila india mientras vayas en ruta.
  • Guarda una distancia prudencial con el que te precede y colócate en zigzag a lo ancho del carril. Así, dispondrás de mayor distancia de frenado y el jefe de ruta controlará mejor al grupo mediante los espejos retrovisores.
  • Respeta siempre el orden de grupo. El que cierra el grupo también conoce el itinerario y esperará al que lo necesite, estableciéndose una velocidad máxima y unos puntos de reagrupamiento.

"Solamente hay dos tipos de motoristas; los que dan buen ejemplo y los que dan una horrible advertencia". (Francisco Carcelén. "Pensamientos de un motorista")

Dedicado a Themithos

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Themithos
    20 septiembre 2015a las 9:14

    Muy buen artículo.Cada día, como motero, sufro las desconsideraciónes de los conductores de otros vehículos.Pero es que esa sensación también la tengo cuando conduzco otros vehículos como el coche o la bicicleta. Siempre creemos que la culpa es del otro y que nosotros lo hacemos todo bien. Falta un poco de empatía,y respeto ,y no se necesita más que unos minutos conduciendo otros vehículos para que nos demos cuenta de cómo se siente un ciclista, un motero,o un conductor de coche. Mientras tanto, toda precaución es poca,y tus indicaciones muy acertadas para evitar accidentes, minimizar riesgos. Enhorabuena por el artículo!

    Prevenidos
    22 septiembre 2015a las 14:05

    Hola Themitos,muchas gracias por tus palabras. Esperamos seguir creando contenidos que os gusten ;)

  • Francisco M. González
    5 octubre 2015a las 11:23

    Grandisimo articulo y muy acertado. Solo recalcar, que ya lo apuntas, la importancia de los guantes. Siempre que nos caemos lo primero que se pone para evitarlo son las manos.

    Prevenidos
    5 octubre 2015a las 13:58

    Nos alegra que te haya gustado Francisco :) Saludos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Laura CastroLaura Castro

    Coordinadora Nacional de Formación Bonificada

Archivo del blog