Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

En bicicleta por la ciudadEn bicicleta por la ciudad

En bicicleta por la ciudad

Moverse en bicicleta es una actividad saludable, divertida y adecuada para cualquier rango de edad. No exige un gran desembolso, a menos que compitas o aspires a ello, y puedes disfrutar de la bicicleta en compañía o en solitario. Por lo general, la diversión del ciclista aumenta conforme se aleja de las ciudades, pero cada vez se ven más bicis en las calzadas urbanas. Si en un post anterior ya te dimos algunas pistas sobre cómo elegir tu bicicletaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, en éste vamos a repasar algunos consejos para hacer más seguro tu periplo urbano sobre las dos ruedas.

La primera regla de oro cuando compartes carril con coches, motos, autobuses, camiones, ambulancias… es saber que, de todos ellos, tú eres el más débil. Con mucha diferencia. Esto no tiene por qué alejarte de las calles, pero sí debe estar presente en cada uno de tus movimientos.

La siguiente norma básica es sé previsible: señala tus giros mucho antes de hacerlos y mantén una trayectoria recta en todo momento (deja los zigzags de las películas para cuando vayas al monte con tus amigos).

En la calzada

Aunque las dos reglas anteriores (sé previsible y ve siempre recto) valen tanto para ciudades como para pueblos, circular en las capitales exige algunas recomendaciones más. Por lo general, las normas que se aplican a los vehículos motorizados también valen para las bicicletas: circulación por la derecha, adelantamientos por la izquierda, obligación de detenerse en los pasos de cebra, distancia de seguridad entre vehículos, stops… Pero hay dos puntos especialmente importantes para los amantes de las dos ruedas: los ángulos muertos de los vehículos en movimiento y las puertas de los coches aparcados.

Los autobuses son las ballenas azules de las calzadas: grandes, torpes y visibles desde cientos de metros. Los conductores de coches y motos conocen sus limitaciones y, por ello, activan sus sentidos y guardan las distancias. Si ves un autobús, evita situarte cerca y, esto es muy importante, aléjate de sus ángulos muertos, que son, por lo general, su lado derecho si estás detrás del vehículo, y su parte trasera.

Coches aparcados. Su estado natural es la quietud, pero a veces sorprenden y abren sus puertas. Por ello, es decisivo que guardes unos dos metros de distancia entre tu bici y la fila de coches aparcados. Te evitará sorpresas muy dolorosas.

En la acera

Las bicicletas en la ciudad deben ir por la calzada. Así lo estipula la ley, pero es cierto que existen muchas situaciones en que el ciclista puede preferir circular por la acera: atasco, concentración de autobuses, cercanía de una ambulancia, gran avenida donde la velocidad de los coches supera con creces la potencia del ciclista, atajo que evite dar un rodeo… En este tipo de situaciones, el ciclista debe recordar que la prioridad es de los viandantes y que, para evitar choques y algún reproche, deberá desmontar y andar junto a su bicicleta. Si la acera no está apenas transitada, puede volver a montar, pero siempre con esa idea en la cabeza: en la acera, el viandante es el más débil.

Bicicletas y niños

Los asientos de bicicleta para bebés y niños son un estupendo primer acercamiento al mundo de la bicicleta; ya llegarán los ruedines y los catastróficos "Ya voy solo, papá".

Lo más importante para escoger un asiento para niño es comprobar que el rango de peso del mismo se adecúe al del niño. No sólo por su comodidad, sino también por su seguridad: al frenar, el sistema de retención del asiento tiene que ser lo suficientemente resistente como para aguantar la inercia del niño. Por eso, es importante comprar un asiento adecuado para el peso actual del niño.

Un aspecto fundamental del asiento para niño es el reposapiés. De nuevo, no sólo por su comodidad: un reposapiés con refuerzo mantendrá alejados los pies del pequeño de los radios de la rueda.

Imagen: leafEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Gabriel Rodríguez del Río
    26 septiembre 2014a las 8:08

    Moverse por ciudad en Bici debe ser sin duda una apuesta de futuro, pero por desgracia a nuestras ciudades distan mucho de estar preparadas para que esto se pueda realizar con todos las garantías de seguridad que serían deseables.

  • Zigor
    26 septiembre 2014a las 8:14

    Me permito recordar, que cuando montamos niño/a en la bicicleta, cambia totalmente el centro de gravedad, lo cual es especialmente importante de tener en cuenta al detenerse, o al iniciar el ascenso de una zona con pendiente.
    Para el caso de los modelos en los que el asiento del/a niño/a va detás del adulto, y al detenernos es preciso mantener la mano derecha sobre el freno (frenamos la rueda trasera) vigilando que la rueda delantera no se gire más de 45º grados pues corremos el peligro de que la bici se deslice por el peso del/a niño/a y terminemos todos en el suelo.
    Al ascender fuertes pendientes cuidado al pedalear con fuerza pues si no adelantamos el centro de gravedad "echando nuestro cuerpo hacia delante" podemos terminar haciendo "el caballito" involuntariamente por lo que terminaríamos también en el suelo.

    Prevenidos
    26 septiembre 2014a las 12:49

    Hola, Zigor. Muchísimas gracias por los consejos, imprescindibles para los padres que lleven a sus niños en la bicicleta.

    Y con respecto a lo que comentas, Gabriel, esperamos que la situación cambie y ganemos en seguridad poco a poco.

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog