Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Amig@, ¿no puedes dormir? ¡Yo te ayudaré a conseguirlo!Amig@, ¿no puedes dormir? ¡Yo te ayudaré a conseguirlo!

Amig@, ¿no puedes dormir? ¡Yo te ayudaré a conseguirlo!

Me llamó una gran amiga mía el otro día para exponerme su caso. No duerme bien por las noches y eso le está empezando a afectar en su día a día. Sin darle más vueltas me puse manos a la obra: amiga, yo te ayudaré a combatir ese insomnio.

Un poco de bibliografía, mucho de experiencia personal e infinidad de remedios naturales y terapias alternativas, me han conducido a elaborar este post. Un trabajo de delicada recopilación de datos que he querido compartir, y hacer extensible a todos aquellos que sufren el insomnio.

El insomnio se define como la dificultad para iniciar o mantener el sueño. Las personas que lo sufren manifiestan somnolencia diurna, baja concentración e incapacidad de sentirte activos durante el día.

Esa falta de sueño puede conllevar problemas de salud de más envergadura (depresión, irritabilidad, dificultad de concentración…) así que lo ideal, es poner fin cuanto antes a este mal.

  1. Las infusiones

Empezamos por el remedio más conocido y a la vez más utilizado. Es muy habitual, y además una buena costumbre, tomar una infusión relajante antes de ir a dormir. Lo suyo es hacerlo más o menos 1 hora antes de ello. Las infusiones se deben tomar calientes y podemos añadirles una cucharada de miel para potenciar los efectos.

En los herbolarios podéis encontrar multitud de variedades para infusión pero os detallo a continuación las que tienen efectos sedantes y/o relajantes :

  • Sedantes: estragón, mejorana, melisa, boldo, lúpulo, kava-kava y valeriana.
  • Relajantes: Melisa, tila, boldo, lima, espliego, flor de la pasión, manzanilla y lavanda.
  1. Rutina

Es más importante de lo que parece establecer una rutina para dormir. Lo ideal es irse a dormir más o menos siempre a la misma hora y teniendo un descanso nocturno de unas 7-8 horas.

De igual manera, el ritual antes de irse la cama debe ser siempre el mismo. Establecer esa rutina, ayuda a crear hábitos y favorece la relajación.

Buenos hábitos a la hora de irse a dormir serían los siguientes:

  • Baño relajante: el hecho de darse un baño, relaja pero además vamos a especificar qué podemos hacer para potenciar ese efecto. Si utilizamos plantas medicinales con efecto sedante en el agua del baño, conseguiremos dormir mejor. Las más frecuentes son Salvia y Tomillo. Procura que tu baño dure al menos 15 minutos.
  • Lectura: ayuda a relajarse y sobre todo a desconectar de los problemas que han surgido en el día. La lectura nos evade y nos permite dejar la mente descansada e idónea para poder conciliar el sueño. Es importante leer ya en la cama, con un ambiente relajado y justo antes de dormir.
  • Escuchar música: Hay personas a las que le relaja muchísimo escuchar música. Para ellas, quizás esta sea la forma de conciliar el sueño. La música debe ser relajante y no estar demasiado fuerte. A la hora de dormir, la música debe haber cesado.
  1. Mantente activo durante el día

Al igual que "cansamos" a un niño pequeño para que por la noche duerma bien, debemos hacer lo mismo con nosotros mismos. Si después de una intensa jornada de trabajo, nos pasamos la tarde en el sofá, difícilmente vamos a poder conciliar el sueño. Después del trabajo tenemos que buscar alternativas para seguir fomentando una actividad como por ejemplo, hacer ejercicio. Innumerables son los beneficios que nos aporta y además nos va a ayudar y mucho a dormir bien. Basta con 1 hora al día y basta con caminar. No hace falta hacer un ejercicio de alta intensidad para conseguir los efectos sedantes.

  1. Vigila lo que comes

Sobre todo en las cenas debes tener muy en cuenta los alimentos que ingieres. Las cenas copiosas crearán un malestar en ti que te dificultará la capacidad de conciliar el sueño. La cena ideal para dormir bien es una ensalada de lechuga. Este vegetal tiene propiedades sedantes así que es buen aliado para conseguir nuestro objetivo.

Debes cenar unas dos horas antes de irte a dormir. Ni que decir tiene que nada de cafeína, bebidas gaseosas o alcohol antes de irse a dormir.

  1. Ambiente

El ambiente de tu habitación debe ser óptimo. Debes sentirte bien con tu colchón, almohada, sábanas (cámbialas con frecuencia, una sábana limpia incita a la relajación por el simple hecho de hacerte sentir bien).

También es recomendable una buena temperatura en el dormitorio, que debe estar en torno a los 22-24 grados.

Suele venir bien aromatizar la habitación para crear una atmósfera que incite a la relajación y al sueño. En esta línea son interesantes los aceites esenciales, inciensos o velas de : azahar, manzanilla, jazmín, rosas o sándalo.

Por otro lado, la habitación debe estar oscura y previo a la hora de dormir, si tienes que encender la luz que sea tenue. Baja las persianas para que no entre luz al amanecer y cierra las ventanas para que no te molesten los ruidos del exterior. Por las mañanas, ventila la habitación unos 15 minutos y antes de hacer la cama para que de paso, queden también aireadas las sábanas.

  1. Evita el uso de dispositivos electrónicos antes de irte a dormir

El hecho de chatear con los amigos, atender correos electrónicos, consultar nuestras redes sociales antes de dormir, hará que se dificulte nuestra capacidad de relajación y como consecuencia, puede impedirnos conciliar el sueño.

Hay personas que en la cama se dedican también a arreglar asuntos laborales, actitud poco aconsejable si lo que queremos es dormir bien. Tampoco es recomendable aprovechar para hacer las llamadas de teléfono que no hiciste durante el día.

La cama hay que asociarla a dormir, sólo se permiten las actividades de relajación como la lectura o algo de música relajante.

  1. El poder de la mente

Piensa durante el día en la agradable sensación de dormir, en lo bien que sienta acostarse después de un largo día, en las ganas que tienes de desconectar con un buen libro, en lo a gusto que estás en tu dormitorio, en lo bien que huele … Esos pensamientos aumentarán la somnolencia y las ganas de irte a la cama con una mente limpia, despejada y que disipará el insomnio.

"Sueña despierto con que dormirás bien, y lo conseguirás"

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Su
    11 agosto 2015a las 9:09

    Genial!! ha sido leerlo y entrarme un sueño….

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog