Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

Hábitos preventivosHábitos preventivos

Actuar de manera preventiva no está de moda

Hace unos días me llamó la atención un artículo que tuve la suerte de poder leer sobre la osadía que manifiestan algunos niños desde muy temprana edad y que me sugirió algunas reflexiones que quiero compartir en este post.

Desde pequeños, el niño admirado es aquel que actúa de forma atrevida y, en algunos momentos, incluso temeraria. En el otro extremo, el que actúa siempre prudentemente y toma precauciones para todos sus actos suele ser tildado de ser un aburrido y un "cagueta".

Cuando somos adultos también tenemos una cierta tendencia a obtener ese tipo de reconocimientos sociales: se admira a aquel que ha obtenido muchos beneficios de un modo arriesgado rápido y, sin embargo, de quien se pasa toda la vida trabajando para conseguir algo se suele afirmar "tiene todo eso, pero está todo el día dando el callo", como si eso fuese un demérito.

Vivimos inmersos en la cultura de obtener las cosas de forma rápida y sin esfuerzo lo que se ha dado a denominar la "cultura de la inmediatez o del pelotazo", pero la vida no es solo esto; es trabajo constante y sacrificio.

Este tipo de comportamientos que comento podrían ser totalmente trasladables a la Prevención de Riesgos. Para que se les vea su rendimiento a unas medidas preventivas tienen que llevar un tiempo implantadas, el beneficio no es ni inmediato ni rápido. Pero lo que sí que está claro es que la Prevención de Riesgos es rentable para las empresas. Sin duda hay una inversión inicial, pero los frutos recogidos en mejoras de seguridad merecen la pena.

Vivimos en momentos en los que todo lo que sean normas impuestas provocan un rechazo inicial, pero está claro que en ciertos campos no queda más opción que legislar y obligar a cumplir esa legislación; es el caso de la Prevención de Riesgos Laborales.

Y retomando el inicio de mi exposición sobre el exceso de osadía en algunas personas, desde estas líneas quiero animar a los lectores a ser prudentes: es necesario cumplir las normas de seguridad, pero para ello tenemos que estar convencidos de que no es solo una obligación sin más, sino que es algo que nos aporta beneficios. Esa forma de comportarnos en la vida con prudencia es la mejor prevención; aunque, desgraciadamente, parece que no está de moda.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog