Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

10 consejos para disfrutar de una buena salud sexual10 consejos para disfrutar de una buena salud sexual

10 consejos para disfrutar de una buena salud sexual

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es "un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; no es meramente la ausencia de enfermedad, disfunción o debilidad. La salud sexual requiere un acercamiento positivo y respetuoso hacia la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de obtener placer y experiencias sexuales seguras, libres de coerción, discriminación y violencia. Para que la salud sexual se logre y se mantenga los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y cumplidos."

La sexualidad es una parte importante del ser humano en la que intervienen el amor, el afecto y la intimidad sexual, por tanto está relacionada con la calidad de vida y la felicidad diaria.

Los estándares de la salud sexual varían según creencias, culturas, religiones e incluso según las percepciones individuales, por eso se nos hace difícil precisar los límites, y sólo podemos basarnos en los derechos individuales y en el respeto mutuo.

En nuestro día a día hay múltiples factores que pueden influir en la salud sexual tanto negativa como positivamente.

Cuando nos sentimos bien, estamos tranquilos, llenos de satisfacción, somos positivos, rebosamos felicidad, y eso hace que las relaciones sexuales fluyan de manera espontánea y además suelen ser bastante placenteras. Podríamos decir que esos días nuestra salud sexual es plena y satisfactoria.

No obstante, hay otros factores como la falta de tiempo, las preocupaciones, el cansancio… que hacen el efecto contrario. Si además a eso se une la falta de deseo sexual por rutina y/o falta de cuidados a la pareja, nos sumimos en una pasividad sexual que no hace más que entorpecer nuestras relaciones. En momentos así lo que debemos hacer es intentar mantener un papel activo y controlar las variables para poder mantener unas relaciones íntimas saludables…

¿Y eso cómo se hace? …

  1. Quiérete a ti mismo, acéptate tal y como eres.
  2. Conoceros como pareja, vuestros gustos, preferencias, creencias…
  3. Es importante disponer de espacio y tiempo para las relaciones. Si no lo encuentras, búscalo!!
  4. Ten una actitud activa, haciendo posibles los encuentros, improvisando, intentando sorprender…
  5. Comunícate con tu pareja, expresa tus opiniones, hablad de vuestros gustos, de vuestras diferencias y es importante también establecer una comunicación no verbal basada en besos, miradas, abrazos…
  6. Ejercita los músculos de la zona pélvica (tanto hombres como mujeres). Esto ayudará a poder experimentar sensaciones eróticas y además aumenta también la respuesta sexual.
  7. No trates la sexualidad como un tema tabú. Habla de sexo con amigos, compañeros, familiares…. Ya que pueden aportarte mucho. También, al más mínimo problema que surja, no hay que tener reparo en comentarlo con un especialista.
  8. No busques excusas para compartir un momento con tu pareja.
  9. Apuesta por el sexo seguro SIEMPRE. Los miedos a embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual , son elementos que distorsionan nuestras relaciones, inhiben el deseo y como consecuencia empeoran nuestra salud sexual.
  10. Conoce los beneficios de practicar sexo :

– Fortalece el sistema inmunológico

– Ayuda en la pérdida de peso, por ser realmente un ejercicio que hace aumentar nuestro ritmo cardíaco (protegiendo también nuestro corazón)

– Aumenta la líbido

– La eyaculación protege a los hombres contra el cáncer de próstata

– El orgasmo es capaz de bloquear el dolor

– Disminuye el estrés, después del orgasmo se libera prolactina , hormona responsable de la somnolencia y la relajación

– Aumenta la autoestima

– Si practicas sexo, serás más feliz

También es importante mencionar algunos aspectos que pueden deteriorar nuestra salud sexual para, en la medida de lo posible, alejarnos de ellos.

Quizás el más determinante son los problemas que surgen en la pareja. Muchas veces a consecuencia de problemas económicos, familiares, profesionales… nos vemos sumidos en un problema sexual que interfiere en las relaciones de pareja. Además, puede ser que el problema sea el sexo en la pareja y se traslade a otros aspectos de la vida cotidiana.

Nos podemos encontrar también con personas con baja autoestima que son incapaces de dejarse llevar en una relación sexual, obstaculizando la intimidad e impidiendo relaciones placenteras.

Pueden coexistir problemas médicos como eyaculación precoz, disfunción sexual, vaginismo, hipolubricación… que dificulten o incluso impidan las relaciones. En estos casos, la consulta con un especialista, es la mejor opción.

A modo de resumen: una buena salud sexual aumenta nuestra calidad de vida. No hay mejor forma de estimular la felicidad.

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • 27 abril 2017a las 13:35

    Me gusto mucho tu post!

  • luix
    3 octubre 2017a las 18:37
    me gusto por un deber
  • mario
    3 octubre 2017a las 18:40
    me gusto
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

Archivo del blog