Quirónprevención | Prevención de riesgos laborales

1 de octubre, Día Internacional de las Personas de Edad1 de octubre, Día Internacional de las Personas de Edad

1 de octubre, Día Internacional de las Personas de Edad

Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida (Pablo Picasso)

Desde el mismo momento en el que nacemos, nuestro cuerpo, aún en una infatigable e intensa carrera por desarrollar, crecer y madurar todo su ente como organismo, comienza, paradójicamente, a envejecer. ¿Por qué nos da tanto miedo entonces, si sabemos que este proceso forma parte de la vida? Y realmente, ¿qué es lo que tanto tememos; morir o envejecer…? Todos sabemos que es algo irremediable. Pero, cuando vayamos haciéndonos mayores, ¿podremos valernos por nosotros mismos? ¿Mantendremos nuestra memoria intacta? ¿Estaremos solos? ¿Sentiremos que no hemos hecho todo aquello que planeamos durante nuestra vida…?

Todas son preguntas de muy difícil respuesta porque nadie puede adivinar cómo será su futuro.

Dejando de lado la reflexión existencial, la realidad es que el envejecimiento de la población mundial es uno de los mayores logros de la humanidad, y hoy por hoy, uno de sus mayores retos. Pero, si estamos de acuerdo en que el envejecimiento es un proceso que dura toda la vida, ¿a qué esperamos para ponernos manos a la obra?

No es necesario esperar a que llegue ese día en el que nuestro cuerpo nos sorprenda de pronto irrumpiendo en nuestra vida con un letrero que diga: "Ya eres un anciano, ¿qué vas hacer ahora por mí?" Para evitar esa fragilidad, es decir, el deterioro funcional de las capacidades del individuo, la prevención es la clave.

Hay múltiples factores que van a influir en nuestra salud: culturales, de género, económicos, sociales, del entorno físico, personales…y unos de los factores que más poder y peso tienes por su capacidad para transformar son los comportamentales.

El ser humano tiende a interiorizar una falsa creencia que en la vejez se agudiza y es pensar que "uno es como es y no se puede cambiar". Sin duda, es una de las tácticas (consciente o no consciente) más rentables para no esforzarse y para que sean el entorno y los demás los que trabajen para aceptarnos. El secreto para mantener o mejorar la salud es adquirir y practicar estilos de vida saludables con los que poder prevenir y garantizar que durante más tiempo nuestra perspectiva y forma de vida pueda ser de mayor calidad. La conducta, por tanto, juega un papel crucial.

¿Qué es un estilo de vida saludable? Pues, por ejemplo, realizar actividades físicas adecuadas y de forma regular; salir a andar, practicar deportes (individuales o sociales), recibir clases de baile o actividades similares, comer saludablemente; es decir, saber comer con la cabeza para alimentar el cuerpo, sin obsesiones ni ansiedad; decidirnos de una vez a abandonar hábitos como el tabaco o procurar que el consumo de alcohol sea de forma razonable.

Y hay otra serie de hábitos de vida, que pueden ser incluso más relevantes para mejorar nuestra calidad de vida: cuidar nuestras relaciones sociales; mantener y hacer nuevas amistades y enriquecernos con ellas; alentar la buena relación con nuestra familia en todas sus dimensiones; dedicarle tiempo a nuestras aficiones personales: lectura, cine, teatro, video juegos, etc; y dedicarle el tiempo necesario a nuestro sueño para que descansen el cerebro y el cuerpo.

Todo se puede cambiar y empieza por uno mismo. La vida regala oportunidades en cualquier momento, así que la única garantía que tenemos de ese futuro (desconocido) es trabajar en este presente, sobre el que sí que podemos actuar.

Saber evolucionar y adaptarse es disfrutar de cada momento y de cada etapa, porque la vida es un continuo cambio.

El secreto está en ser activo. Practicando desde "ya", estaremos haciendo prevención. Como somos conscientes de este hecho, Premap se ha involucrado activamente en el reto de lograr que la población "de edad" no sea una población "envejecida" y disfrute de una alta calidad de vida. Una prueba de ello son nuestra plataforma Qhealth Empresa Saludable, una herramienta que ayuda a las empresas a cuidar la salud de sus trabajadores, así como los proyectos de investigación Prefrailty y FACET (íntimamente relacionados con la identificación de signos que impliquen una potencial situación de fragilidad y su gestión preventiva). Pero de estos proyectos os hablaremos otro día con más detalle, porque son iniciativas que merece la pena conocer.

Hoy en día, con solo una dosis moderada de prevención, la expectativa de una vida completa y saludable no es el privilegio de unos pocos, sino la suerte de la mayoría. (Luis Rojas Marcos)

Suscríbete a nuestro blog para estar al día en Seguridad y Salud laboral. Te enviaremos un newsletter mensual con lo más interesante de Prevenidos

Comentarios
  • Jorge Castro
    1 octubre 2016a las 12:16

    Gracias! Prevenir para no remediar!

Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Blog - Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Sobre el autor

  • Marta Sanz RamosMarta Sanz Ramos

    Psicóloga del Programa Executive, clínica de Quirónprevención en la que directivos de distintas compañías se someten cada día a reconocimientos médicos.

Archivo del blog